Embarazo Ectópico

Un embarazo ectópico se produce cuando un óvulo fecundado se implanta y crece fuera de la cavidad principal del útero. El embarazo comienza con un óvulo fecundado. Normalmente, el óvulo fecundado se adhiere al revestimiento del útero.

Los embarazos ectópicos se producen con mayor frecuencia en una de las trompas de Falopio, que es uno de los tubos que transportan los óvulos desde los ovarios hasta el útero. Este tipo de embarazo ectópico se denomina embarazo tubárico. A veces, el embarazo ectópico se produce en otras partes del cuerpo, como los ovarios, la cavidad abdominal o la parte inferior del útero (cuello uterino), que se conecta con la vagina.

Embarazo Ectópico Video

Los embarazos ectópicos no pueden continuar con normalidad. El óvulo fecundado no puede sobrevivir, y el aumento de tejido puede provocar hemorragias potencialmente fatales si no se trata.

Síntomas

Es posible que no sientas nada al principio. Sin embargo, algunas mujeres con embarazo ectópico presentan los típicos signos o síntomas tempranos del embarazo: falta de período menstrual, sensibilidad en las mamas y náuseas.

Si te haces una prueba de embarazo, el resultado será positivo. Aún así, el embarazo ectópico no puede continuar con normalidad.

Los signos y síntomas aumentarán a medida que el óvulo fertilizado se desarrolla en el lugar incorrecto.

A menudo, el primer signo de advertencia de un embarazo ectópico es el dolor en la pelvis. También puede aparecer sangrado vaginal leve.

Si hay fugas de sangre desde las trompas de Falopio, es posible que sientas un aumento del dolor abdominal, una necesidad de tener una deposición o malestar pélvico. Si se presenta un sangrado abundante (hemorragia), es posible que sientas dolor en el hombro a medida que la pelvis y el abdomen se llenan de sangre. Los síntomas específicos dependerán del lugar donde se acumula la sangre y los nervios que están irritados.

Síntomas de emergencia

Si el óvulo fecundado sigue creciendo en la trompa de Falopio, esto puede causar la ruptura de la trompa. Es probable que se produzca un sangrado intenso en el interior del abdomen. Los síntomas de este suceso potencialmente fatal incluyen aturdimiento extremo, desmayos, dolor abdominal intenso y choque.

Cuándo debes consultar con un médico

Busca atención médica de emergencia si presentas signos o síntomas de un embarazo ectópico, entre ellos los siguientes:

  • Dolor abdominal o pélvico intenso durante el embarazo
  • Sangrado vaginal anormal
  • Aturdimiento extremo o desmayos
  • Otros síntomas preocupantes, especialmente si tienes factores de riesgo de embarazo ectópico

Causas

Un embarazo tubárico (el tipo más frecuente de embarazo ectópico) ocurre cuando un óvulo fecundado queda atrapado mientras se dirige al útero, a menudo, debido a que las trompas de Falopio están dañadas por inflamación o malformación. Los desequilibrios hormonales o el desarrollo anormal del óvulo fecundado también pueden intervenir.

Factores de riesgo

Algunos de los factores que aumentan las probabilidades de que tengas un embarazo ectópico son los siguientes:

  • Embarazo ectópico anterior. Si anteriormente tuviste este tipo de embarazo, existen más probabilidades de que tengas otro.
  • Inflamación o infección. Las infecciones de transmisión sexual, como la gonorrea o la clamidia, pueden provocar la inflamación de las trompas y otros órganos cercanos, y aumentar tu riesgo de tener un embarazo ectópico.
  • Tratamientos de fertilidad. Algunas investigaciones indican que las mujeres que se someten a fertilización in vitro o tratamientos similares tienen más probabilidades de tener un embarazo ectópico. La misma infertilidad también puede aumentar el riesgo.
  • Cirugía tubárica. La cirugía para corregir las trompas de Falopio cerradas o dañadas puede aumentar el riesgo de un embarazo ectópico.
  • Elección de un método anticonceptivo. La probabilidad de quedar embarazada mientras se usa un dispositivo intrauterino (DIU) es infrecuente. Sin embargo, si quedas embarazada mientras tienes colocado un DIU, lo más probable es que sea un embarazo ectópico. La ligadura de trompas, un método anticonceptivo permanente que comúnmente se conoce como “ligarse las trompas”, también aumenta el riesgo, si quedas embarazada después de este procedimiento.
  • Fumar. Fumar cigarrillos antes de quedar embarazada puede aumentar el riesgo de un embarazo ectópico. Cuanto más fumas, mayor el riesgo.

Complicaciones

Un embarazo ectópico puede causar que las trompas de Falopio se abran repentinamente. Si no se trata, la trompa desgarrada puede ocasionar un sangrado que pone en riesgo la vida.

Diagnóstico

Un examen pélvico puede ayudar a tu médico a identificar áreas de dolor, sensibilidad o un bulto en una trompa de Falopio o en un ovario. Sin embargo, tu médico no puede diagnosticar un embarazo ectópico al examinarte. Necesitarás análisis de sangre y una ecografía.

Prueba de embarazo

El médico indicará un análisis de sangre de gonadotropina coriónica humana (hCG) para confirmar el embarazo. Los niveles de esta hormona aumentan durante el embarazo. Se puede repetir el análisis de sangre luego de algunos días hasta que el análisis de ecografía confirme o descarte un embarazo ectópico (por lo general unas cinco o seis semanas después de la concepción).

Ecografía

Una ecografía transvaginal le permite a tu médico ver la ubicación exacta de tu embarazo. Para esta prueba, se coloca un dispositivo similar a una vara en tu vagina. Utiliza ondas sonoras para crear imágenes de tu útero, ovarios y trompas de Falopio, y envía las imágenes a un monitor cercano.

Una ecografía abdominal, en la cual un transductor de ecografía se mueve sobre tu vientre, también se puede utilizar para confirmar tu embarazo o evaluar la presencia de un sangrado interno.

Otros análisis de sangre

Se llevará a cabo un recuento de sangre completo para verificar la presencia de anemia o de otros signos de pérdida de sangre. Si tienes diagnóstico de embarazo ectópico, el médico quizás te pida análisis de grupo sanguíneo en caso de que sea necesaria una transfusión.

Tratamiento

Un óvulo fertilizado no se puede desarrollar normalmente fuera del útero. Para prevenir complicaciones con riesgo de muerte, el tejido ectópico se debe extraer. Según tus síntomas y cuándo se descubrió el embarazo ectópico, se puede realizar con medicación, cirugía laparoscópica o cirugía abdominal.

Medicamentos

Un embarazo ectópico que no presenta sangrado inestable a menudo se trata con un medicamento llamado metotrexato, que detiene el crecimiento celular y disuelve las células existentes. Este medicamento se administra con una inyección. Es muy importante que el diagnóstico de embarazo ectópico sea seguro antes de que se haga este tratamiento.

Luego de la inyección, el médico indicará que te realices otro análisis de gonadotropina coriónica humana (HCG) para determinar si el tratamiento funciona bien y si necesitas más medicación.

Laroscopia

En otros casos, un embarazo ectópico puede tratarse con una cirugía laparoscópica. En este procedimiento, se realiza una incisión pequeña en el abdomen, en el ombligo o cerca de este. A continuación, el médico utiliza un tubo delgado con una lente de cámara y una luz (laparoscopio) para observar la zona de las trompas.

El embarazo ectópico se extrae y las trompas se pueden reparar (salpingostomía) o extirpar (salpingectomía).

El procedimiento a realizar dependerá de la cantidad de sangrado y daño, y si las trompas se rompieron.

Cirugía de emergencia

Si el embarazo ectópico está causando sangrado abundante, es posible que necesites una cirugía de emergencia a través de una incisión abdominal (laparotomía). En algunos casos, la trompa de Falopio se puede reparar. Sin embargo, por lo general, si la trompa presenta una rotura, debe extraerse (salpingectomía).

Prevención

No hay forma de evitar un embarazo ectópico, pero estas son algunas maneras de disminuir el riesgo:

  • Limita el número de parejas sexuales.
  • Usa siempre preservativo durante el sexo para ayudar a prevenir infecciones de transmisión sexual y reducir el riesgo de tener enfermedad pélvica inflamatoria.
  • No fumes. Si lo haces, deja de fumar antes de intentar quedar embarazada.

Déjanos tu comentario

A %d blogueros les gusta esto: